miércoles, 1 de abril de 2015

¿Quién es tu consejero en la vida?


      
































Una gran pregunta que solemos responder con suma honestidad: algunos dicen mis padres, mis hermanos, mi mejor amiga o amigo, el pastor, el sacerdote de la parroquia, etc.

Lo grave no es quién te brinda de buena gana sus consejos, si no que a veces le pedimos consejos a personas no tan idóneas.
Imagina que estas por iniciar un negocio, nunca antes te has dedicado a eso siempre has sido un empleado, decides aventurarte en el mundo de los negocios y piensas en pedir consejo, si tus padres siempre fueron empleados verán en tu proyecto un boleto al fracaso, si tu mejor amigo es cuidadoso en su profesión, nunca cambia de empleo, nunca arriesga nada, te dirá que no lo hagas... o tambien hay personas que viven arriesgándose en negocios que no avanzan, no hacen planes, actúan por impulso sin organizarse, esa gente tampoco sirve,  de ahí que la frase de Robert Kiyosaki sea por demás apropiada para recordarte: "Ten cuidado a quien pides consejos, yo recibo consejos solo de personas que están donde yo quiero llegar"

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada