lunes, 27 de abril de 2015

Las tres fases de un emprendedor.





Todos los emprendedores que inician en el área de emprendimientos deberían de atravesar 3 fases. 

1° La primera fase es la fase inicial donde solo tú crees en el proyecto. 

Es una fase bastante dura ya que todo tu entorno te va a criticar por la decisión que has tomado. Los seres humanos somos conservadores por naturaleza. 


Es una preocupación muy lógica y que he oído un millar de veces. Y por mucho que intentes dar explicaciones tu entorno siempre te va a sacar a relucir los trapos sucios del asunto. No debes dejar que te influyan mas al contrario… debes de recoger toda esta información y usarla para tu propio beneficio. 
Al final eres tú el que debes creer en ti mismo. Y te aseguro que absolutamente todos los emprendedores han pasado por esta fase… la fase de ser el único que cree en sus ideas y sueños.

2° La segunda fase empieza cuando superas esta fase y empiezas realmente el camino. 

Por desgracia hay muchos emprendedores que hacen caso a los consejos derrotistas de sus allegados y no tienen el valor de seguir adelante con sus aspiraciones. Pero si has decidido seguir… ¡Felicidades! Ahora toca un largo y duro camino. Ser emprendedor no es tarea fácil ni sencilla. No es ir a la oficina, tirarte ocho horas allá e irte a tu casa. No. Ser emprendedor es estar por, y para, tu empresa a full time. Y como es lógico, en esta fase vienen los primeros contratiempos serios. ¡Esto no es un camino de rosas! La clave ahora mismo es que seas igual de fuerte que en la fase anterior y sepas enfrentarte a todos los problemas que te surjan. No desesperes ni tires la toalla a las primeras de cambio.

3° La tercera, y última, fase es la fase en la que llegas al éxito. La palabra éxito es muy relativa y nosotros la vamos a definir en, simplemente, que te ganas la vida bien con tu empresa. Ahora vendrán lo que en la primera fase te decían que era una locura a regalarte los oídos y decirte que ya sabían ellos que tú estabas hecho de una pasta especial y que llegarías lejos en la vida.

Ser emprendedor es un estilo de vida. Y no termina nunca. Lo importante es que disfrutes de cada paso que des en el camino.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada