lunes, 10 de noviembre de 2014

Tu plan de objetivos en seis pasos.


Levántate para conseguirlos, trabaja para alcanzarlos, fulmina tareas día a día para que, cada día, están más cerca.

Trabajar con un plan de objetivos hará que:
Tengas un rumbo a seguir
+ Claridad mental
+ Motivación
+ Concentración
Tendrás claras tus prioridades
+ Organización
+ Criterio


Los seis pasos son: 

1º Fija tus objetivos anuales. Engloba todas tus áreas: personal, profesional y familiar.

Escribe en cada área una serie de objetivos ( siempre realistas y alcanzables). Puedes realizar un brainstorming de objetivos en cada área y después hacer una selección.

2º Divide una cartulina, un folio A3 o en tu aplicación tipo Evernote, los 12 meses del año, rotula, marca o diferencia de alguna manera los trimestres del año.

3º Asigna tus objetivos por trimestres. Para ello, te aconsejo que empieces bloqueando los días de tus vacaciones, viajes o meses de mucha más actividad. A partir de ahí divide y programa tus objetivos por trimestres, en tu tablón, en tu folio A3 o en tu aplicación digital, teniendo en cuenta estas premisas.

4º Trocear los objetivos. El primer trimestre, por ejemplo, octubre, noviembre y diciembre, tienes tus objetivos fijados, bien, siguiente paso > valora el alcance, la implicación, las tareas y tiempo que te llevará cada objetivo. Puede ser que un objetivo pueda abarcar uno, dos o los tres meses.

Analiza y trocea cada objetivo, divídelos en subtareas, cuanto más troceado, mejor, serás más consciente del peso específico de cada objetivo para pode planificarlo con más acierto.

5º Planificación de los objetivos trimestrales por mes. Pues eso, distribuye cada objetivo, siendo consciente del peso específico de cada objetivo a lo largo del trimestre.

Recuerda, puede ser que un proyecto, un objetivo, pueda alargarse 2 meses, o tres meses, en este caso, divídelo en fases o hitos mensuales.

6º Focalízate en el mes en curso. Ya sabes de antemano, antes de comenzar el mes, tus objetivos mensuales, genial! ya tienes un horizonte, una ruta de trabajo, tienes tus objetivos marcados, fijados y están ahí para conseguirlos.

A partir de aquí, cada semana, cada día te guiarán esos objetivos que has consensuado contigo mismo. El motor, en gran medida de tu productividad personal está en esos objetivos, en esas metas que has planificado.


0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada