lunes, 15 de diciembre de 2014

La empatía como valor para el liderazgo




La identificación mental y afectiva de una persona con el estado de ánimo de otra, es decir, la capacidad de una persona de ponerse en el lugar del otro es la característica de la empatía, la clave para triunfar, una compleja habilidad que un niño debe aprender para convertirse en un buen líder. Esta habilidad, bien utilizada, permite llegar ser un buen profesional y triunfar en la vida.

El objetivo es, por tanto, conseguir que las personas que lideren los grandes proyectos del futuro sean personas empáticas, capaces de conectar con el resto y ponerse en el lugar del otro, que puede ser desde su compañero de trabajo hasta, en términos más amplios, la sociedad. Para ello,es necesario que la empatía se trabaje desde la escuela, cuando los niños son pequeños, ayudando a los niños a desarrollarla como cualquier otra capacidad. Algunos profesionales ya están trabajando en esta línea, intentando que la empatía se trabaje en los colegios de España, junto a otro tipo de habilidades y de forma transversal, como ya hacen muchos centros educativos de Reino Unido, Canadá, Alemania o Irlanda.

Educarles en la empatía desde pequeños será la clave para conseguir personas felices y buenos profesionales, capaces de trabajar en equipo, preocupadas por los problemas sociales y con la capacidad de experimentar. Personas que, en definitiva, sepan gestionar su entorno.

Actualmente, son muchos los emprendedores que se han lanzado al mercado laboral con grandes y novedosas propuestas. Todos estos emprendedores sociales, capaces de detectar los problemas que les rodean y de idear una solución y hacer de ello su trabajo, han demostrado no solo poseer una evidente capacidad de iniciativa, sino también un alto grado de empatía poniéndose en el lugar de otros.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada