jueves, 18 de septiembre de 2014

Cómo llegar a final de mes cuando eres freelance



Uno de los mayores temores de los que se dedican a ser freelance es lograr llegar al fin del mes, esto no es más que una prueba de una buena administración financiera y puede resultar una tarea difícil, sobre todo cuando estás arrancando tu negocio. 

A continuación te damos algunos consejos que te pueden ayudar a tener cierta estabilidad financiera como freelance.


Haz tu previsión de gastos. Calcula con antelación todos los gastos que tienes los próximos meses, ten en cuenta los impuestos y facturas que vas a tener que pagar. Una vez tengas la cifra, reserva el dinero que vas a destinar a pagar estos gastos para que no te pillen por sorpresa.


Aprende a ahorrar. Ahora que ya has hecho tu previsión de gastos es hora de detectar aquellos gastos que son prescindibles o excesivos. Revisa contratos de teléfono, internet u otros servicios y compáralo con las diferentes opciones que hay en el mercado, es probable que encuentres ofertas por un precio y condiciones que se ajusten a tus necesidades.


Cuenta con un colchón de supervivencia. Como freelance pasarás por ciclos de escasez y abundancia de trabajo. Aprovecha los meses en los que tengas más trabajo para crear un colchón financiero con el que puedas cubrir 3 o 5 meses sin ingresos. Esto te dará seguridad y estabilidad económica, sobre todo al comienzo de tu actividad como freelance y no te obligará a aceptar trabajos por pura necesidad.


Lleva la cuenta de tus cobros. Para no tener problemas a final de mes es imprescindible llevar un control exhaustivo de cuándo debes cobrar cada factura. Según cada cliente puede que te paguen al finalizar el trabajo, a 30 días o incluso a 90. Si tienes varios clientes es fácil que te puedas confundir y no saber si debes reclamar un pago o no. Créate un documento con el número de factura, cliente, fecha de emisión y fecha de cobro para tener el control de tus futuros cobros.


Busca nuevos clientes… siempre aunque tengas uno o dos clientes fijos que te permitan llegar a final de mes, no te confíes. Es conveniente contar con encargos de diferentes clientes, grandes o pequeños, no importa, pero que puedan garantizarte cierta estabilidad financiera si uno de tus clientes habituales deja de encargarte proyectos.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada