lunes, 2 de julio de 2012

Asistencia medica online

Muchos acostumbramos consultar Google cada que sentimos un dolor, un sintoma extraño, identificamos una enfermedad y asistimos a nuestro médico para que corrobore lo que ya sabemos... un gran error!!!

Las seres de televisión masivas de médicos que les importa poco o nada el paciente y donde la vida no es más que un número hacen que tengamos miedo de nuestros médicos y consultemos la red para curarnos... ante este panorama... aplicar: "Nada con Exceso... Todo con medida" entre a Google pero no a buscar diagnostico y peor aun un tratamiento.

Google Health

Google Health

Cada vez más pacientes se informan “online”, piden una segunda opinión médica, averiguan más detalles de sus enfermedades o comparten vivencias y remedios con otros en su misma situación. En general, la información sobre temas médicos aumenta (lo que es muy positivo), aunque las organizaciones profesionales advierten de los peligros de realizar auto diagnósticos o “saltarse” la visita al médico (lo que no es en absoluto aconsejable).

El mercado que generan estos miles y miles de pacientes no ha pasado desapercibido, sobre todo en Estados Unidos (donde la atención sanitaria es de pago). Así, ya han surgido tres iniciativas para tratar de aglutinar y capitalizar a estos pacientes que han descubierto que en Internet obtienen abundante información con la que pueden complementar la que solían recibir tradicionalmente en el sistema sanitario.

Y las tres iniciativas, que de momento son exclusivas para residentes en Estados Unidos, tienen a tres gigantes detrás. Una de ellas es HealthVault, de Microsoft, que ya ha conseguido sumar a 30 proveedores de servicios médicos en Estados Unidos. La segunda esRevolution Health, un servicio dirigido por Steve Case (ex presidente ejecutivo de America Online /Time Warner) y en cuyo consejo de administración se sienta también el ex secretario de Estado de Estados Unidos Colin Powell. En esta línea, el gigante de los buscadores, Google, acaba de dar una nueva vuelta de tuerca y se presenta con la tercera propuesta, Google Health.

La idea que subyace detrás de Google Health y de sus rivales, se trata, según afirma la publicidad de las tres compañías, de “volver a poner en las manos de los ciudadanos el control sobre su propia salud”. En la práctica, es posible que el resultado sea más útil en el día a día en Estados Unidos, donde la práctica de la medicina está totalmente privatizada, lo que lleva a los usuarios a manejarse en un gran galimatías con numerosos proveedores de servicios médicos, totalmente ajenos entre sí.

Mediante el uso de estos servicios, los pacientes se asegurarán el tener siempre a mano su historial médico. Y, con sólo teclear una contraseña, enviar un e-mail o compartir un documento, podrán ofrecer acceso a su nuevo médico para que observe todo lo que le ha sido diagnosticado y recetado (e incluso operado) a lo largo de los últimos años.

Con el tiempo, especialmente para los que hoy aún son muy jóvenes, esta herramienta puede ser muy útil: puede estar repleta de datos desde la más tierna infancia e incluso de los progenitores, lo que en algún caso muy concreto puede suponer la diferencia entre la muerte y la vida. Además, las organizaciones médicas podrán con el tiempo analizar tendencias y estadísticas.

Tomado de: Editor Dr. Francisco Gil

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada